2005 - Julio / Agosto

Julio-Agosto 2005 Numero 20

BOLETIN DEL ENVEJECIMIENTO POSITIVO

Número 20

 En este número:

COMENTARIO: El dulce simbolismo de ser anciano

Recientemente, hemos tenido la fortuna de asistir a una conferencia brindada con motivo de la celebración del 20º aniversario del Kensington Consultation Centre (Centro Consultor Kensington). El KCC se dedica a proveer asistencia a individuos y a organizaciones, así como a entrenar a futuros terapeutas y consultores. La audiencia estaba compuesta principalmente por jóvenes estudiantes que se están ejercitando en la teoría sistémica. Por contraste, los conferencistas eran personas de edad bastante avanzada, hombres y mujeres cuyos trabajos habían inspirado la fundación de la institución y establecido el marco intelectual para su desenvolvimiento. Lo más remarcable que encontramos en esas reuniones fue la profunda dedicación de la audiencia hacia estos ancianos colaboradores. Las historias de sus años mozos resultaron ser absolutamente deslumbrantes; los relatos de sus vidas por esos años eran hipnotizantes; y su sabiduría era fascinante. Una de las sesiones estuvo dedicada a Gian Franco Cecchin, un colaborador de origen italiano que había fallecido recientemente. En otra, gente de la audiencia relató experiencias personales con ancianos que habían resultado inspiradoras para ellos mismos.
A nuestro entender, estas reuniones demostraban una de las más importantes y rara vez reconocidas propiedades adquiridas a través del envejecimiento: el dulce simbolismo de ser anciano. Vivimos nuestras vidas teniendo en cuenta a aquellos mayores que nosotros: padres, maestros y profesores, entrenadores, supervisores, jefes, líderes religiosos, etc. Y mientras nos esforzamos por independizarnos y obtenemos, de manera típica, nuestra propia legión de jóvenes seguidores, los mayores ocupan un lugar de honor especial. Precisamente, esta clase de personas es la que nos ha servido como soporte para nuestras vidas, como modelos y guías. Son los que se han interesado por nuestro bienestar, han celebrado nuestros éxitos y nos han sostenido cuando fracasamos. Más aún, son los que nos han proporcionado una locación histórica. Con sus relatos nos cuentan de nuestra procedencia, y nos invitan a reflexionar acerca de lo que nosotros mismos dejaremos atrás.
Volamos a Londres el día del atentado terrorista y nos marchamos una semana más tarde. Allí, nos quedamos impresionados por la habilidad de los londinenses para restaurar el orden con suma rapidez. Nos pareció ser testigos de la afamada expresión británica “staff upper lip” (N. del T.: significa “mostrar tesón ante la adversidad, no amilanarse”). Y esa determinación, ¿no provendría de las actuaciones de sus mayores cuando ellos resistieron los devastadores bombardeos aéreos de la Segunda Guerra Mundial? El dulce simbolismo de sus mayores ayuda a sobrellevar el día. Los ciudadanos de edad avanzada son íconos de una profunda y resistente significación. De manera que hoy en día, si usted se ha ganado el status de anciano, celebre la especialidad que ha conseguido.
 
Ken y Mary Gergen

INVESTIGACION: La complejidad emocional: un regalo de los años

En anteriores ediciones de este boletín ya hemos destacado los hallazgos de la investigación que demuestran la acrecentada capacidad de los ancianos para tener en cuenta múltiples perspectivas. Esta capacidad está a menudo identificada con la sabiduría. ¿Pero qué sabemos de la sabiduría emocional? ¿Desarrollamos al envejecer una vida emocional más compleja?
Con el fin de explorar esta posibilidad, a las personas adultas de una muestra les fueron exhibidos videos en los cuales se desarrollaban escenas de injusticia. En uno de ellos, un esposo le grita y le pega a su mujer; en otro, un adolescente prepotente amedrenta a otro jovencito; y en un tercero, un hombre se burla de un ceceoso. A los participantes de la investigación se les pidió que graduaran sus reacciones, en particular los niveles de su ansiedad, disgusto, desprecio y tristeza. Posteriormente se les dividió en dos grupos: uno de adultos de edad avanzada (de 63 a 85 años) y otro de gente más joven (entre 18 y 32 años de edad).
En general, los resultados indicaron que a través de las varias escenas representadas, los adultos maduros estaban más propensos a informar que de manera pareja habían sentido más respuestas emocionales que los jóvenes. En todos los casos habían experimentado una mayor mezcla de emociones. Al respecto, sintieron una combinación similar de ansiedad, disgusto, desprecio y tristeza. Para interpretar sus hallazgos, los investigadores sugirieron que las mayores experiencias de vida de los adultos de edad avanzada incrementa el número de asociaciones entre las experiencias de vida anteriores y las actuales, lo que les conduce a un más complejo entendimiento de la situación y de ahí a una mezcla mayor de emociones.
En forma interesante, los resultados indicaron que la intensidad de las emociones de los adultos mayores era también muy superior a la de la gente joven. Esto contradice la noción frecuentemente sostenida de que las personas de edad van sintiendo las cosas menos intensamente. Las personas mayores informaron también en este estudio tener mayor desprecio por los violadores que los jóvenes. Las perspectivas de éstos últimos tendían, sobre todo, a sentir enojo ante las escenas injustas.

De: “Viewing injustice: Greater emotion heterogeneity with age by (La visión de la injusticia: una mayor heterogeneidad emocional a medida que se avanza en edad)”, por Charles, Susan Turk (2005), Psychology and Aging (Psicología y envejecimiento), 2005, 20, 159-164

INVESTIGACION: El envejecimiento y el miedo a la muerte

Comúnmente, no nos imaginamos a los adolescentes y a los adultos de edad mediana con temor a la muerte. Después de todo, la muerte debería posponerse por décadas. Son los ancianos los que, justificadamente, están más temerosos. ¿Es posible que sea la razón por la cual éstos tiendan a volcarse hacia la religión? ¿Ayuda la creencia religiosa a reducir tales temores?
Para ahondar sobre éste y otros temas relacionados, se realizó un estudio longitudinal con una muestra representativa de gente nacida en la zona denominada San Francisco East Bay Area (Zona este de la bahía de San Francisco) en los años veinte del siglo pasado. A los participantes, todos en sus 60s y 70s, se les brindaron “Perfiles de Actitudes ante la Muerte” para evaluar los temores a la muerte y a la agonía. Su religiosidad fue estimada a través de entrevistas profundizadas primero en su edad mediana y luego en el presente. Para recibir una elevada clasificación en su religiosidad, los participantes debían exhibir evidencia de que sus creencias estaban acompañadas por una asistencia regular a la iglesia y un compromiso sistemático en otras actividades religiosas, tal como rezar.
Tal como mostraron los resultados, al contrario de la expectativa común, los participantes en la mitad de sus 70s estaban menos temerosos de la muerte y de la agonía que sus pares más jóvenes. Una conjetura es que la experimentación de hechos de la vida más negativos, tales como las enfermedades y la congoja, ayuda a desarrollar hábitos de pensamientos y sentimientos que reducen la ansiedad. Aprendemos a salir adelante y a arreglárnoslas con la tragedia. También es posible que cuanto más dimensiones uno “lo inevitable”, más construya buenas defensas psicológicas para manejar la ansiedad.
¿Qué hay del rol de las creencias religiosas? En este punto, la investigación indica que no existe una relación directa entre la religiosidad y el temor a la muerte y a la agonía. Seguramente, estaba fundado en que la mayoría de las personas religiosas se encuentran entre las menos temerosas de la muerte.  Pero también se daba el caso de que las personas menos religiosas eran aproximadamente iguales en cuanto a la falta de temor. Los que los sentían, eran, en su mayoría, aquellos moderadamente religiosos. Un poco de religión puede plantear cuestiones de mortalidad, pero sin proveer una firme confianza.

De: Does Religiousness Buffer Against the Fear of Death and Dying in late Adulthood? Findings from a Longitudinal Study. (¿Constituye la religiosidad una valla contra los temores a la muerte y a la agonía, en las postrimerías de la vida adulta? Los hallazgos de un estudio longitudinal.), por P. Wink y J. Scott (2005) Journal of Gerontology: Psychological Sciences (Diario de la Gerontología: Ciencias Psicológicas), 2005, 60B, P207-P214.

EN LAS NOTICIAS

* INSPIRADO, NO RETIRADO

Ken Dychtwald, CEO (N.del T.: siglas de Chief of Executive Office, principal cargo ejecutivo de una firma o corporación) de Age Wave, ayudó en forma directa a un estudio internacional acerca de “The Future of Retirement” (El futuro de la jubilación) financiado por el HSBC Bank. A 11.500 adultos, en 10 países, les fueron hechas preguntas acerca de cómo avizoraban sus futuros. El mayor hallazgo de este estudio es el abrumador consenso entre los sujetos estudiados en el sentido de que no quieren ser juzgados sólo por su edad; quisieran serlo por su energía, por su actitud y por su contribución con el mundo.

En los países más desarrollados, tales como los Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Francia y Hong Kong, la gente rechazó la idea del retiro, pero también la de “más de lo mismo”. Lo que planteaban eran nuevos comienzos con nuevos desafíos. Querían involucrarse, ser productivos y estar conectados, dentro del nuevo estilo de vida. Dychtwald concluyó: “No considero que sea el envejecimiento lo que asusta a la gente. Es el temor a volverse aburridos y desganados para intentar nuevas cosas. Esencialmente, la propia apertura a nuevas experiencias y a hacer nuevos amigos es la medicina ideal para el anti-envejecimiento”.

Para un informe completo, ver: www.hsbs.com/futureofretirement

De: “Inspired, not retired (Inspirado, no retirado)”, por Ken Dychtwald y Catherine Fredman. Special Advertising supplement (Sección de Avisos Notables), New York Times, 22 de mayo de 2005.

* MENOR MEDICACION EN LA MENOPAUSIA

Un grupo de expertos independientes, aprobado por NIH (N.del T.: siglas de los National Institutes of Health, centros médicos mundiales dedicados a la investigación) ha informado que la menopausia no debe ser vista como una enfermedad. La mayoría de las mujeres no sufren síntomas de incapacidad mientras atraviesan por este período. La actual tendencia a medicalizar la menopausia, conduce a una abundancia de tratamientos tentativos que pueden acarrear serios riesgos. Si las mujeres presentan síntomas menopáusicos severos y persistentes, el tratamiento de elección es una terapia de baja dosis de estrógenos. Los expertos también han exhortado a una investigación más exhaustiva dentro de los tratamientos no hormonales, a causa de que no todas las mujeres están en condiciones de incorporar estrógenos, según sus historias clínicas.

De: “NIH Panel calls for Demedicalization of Menopause (Un grupo de expertos de NIH aboga por una menor medicación en la menopausia)”. “Washington News”, de Gerontology News, mayo de 2005, pg. 4.

* EL SEXO ESTÁ AQUÍ PARA QUEDARSE: UNA ENCUESTA DE LA AARP para adultos.

En 2004, la AARP (N.del T.: siglas de la American Association for Retired People – o sea, la Asociación Norteamericana de Jubilados) llevó a cabo un estudio representativo de toda la nación sobre más de 1.600 adultos de 45 años y más edad, en el tema de sus vidas sexuales. Algunos de los puntos salientes fueron:
* El 63% de las personas que tenían su pareja describieron a sus vidas sexuales como algo extremadamente satisfactorio. (El resto la definió como aburrida o aún peor).
* El 66% de los hombres y el 48% de las mujeres expresaron que la satisfacción sexual es importante para su calidad de vida, y cuanto más joven la mujer, es más importante. Helen Gurley Brown, de 83 años de edad, autora del best-seller de 1962 Sex and the Single Girl (El sexo y la joven soltera), concluía en que muchas mujeres de edad avanzada no tienen compañeros sexuales y tratan así de tener el mejor provecho de su mala situación.
* En términos de importantes aspectos de la propia calidad de vida, el buen ánimo, la buena salud, los estrechos lazos con amigos y familiares, la seguridad financiera, el bienestar espiritual y una buena relación con una pareja, todos ellos estuvieron conceptuados como más importantes que una completa conexión sexual.
* El 22% de los hombres ha probado Viagra, Levitra, Cialis u otras drogas, hormonas u otros tratamientos para potenciar su capacidad para conseguir erecciones duraderas. La mayoría (68%) dice haber incrementado su satisfacción sexual.
* Las mujeres de todos los grupos de edad informaron que su satisfacción sexual había sido aumentada en la medida en que sus parejas habían usado las drogas .
* El 42% de los hombres que habían intentado tratamientos de potenciación eréctil habían dejado de hacerlo; la mitad de ellos manifestó que no les había dado resultado. No está claro cuál de los tratamientos no lo había hecho, pero muchos productos en el mercado no han sido testeados científicamente. (También Michael Kimmel, editor de Men and Masculinities, publicación “Hombres y Masculinidades”, puntualiza que “Estas drogas actúan solamente sobre el cuerpo, pero no lo hacen sobre la mente y el corazón”).
*  El 95% de las personas en todos los grupos por edad informó que no se involucraría en ninguna forma de sexo extramarital sin la aprobación de su pareja.
* Alrededor del 50% de las mujeres entre los 45 y los 49 años de edad se había masturbado en los pasados seis meses, así como también lo había hecho alrededor del 20% de aquellas de más de 70 años.
* El 60% de los hombres de todas las categorías de edad se había masturbado durante los últimos seis meses.
* Negociar los términos sexuales relativos a la edad es parte de una buena y duradera relación. Brown rechaza la noción de que usted no pueda expresar su sexualidad a causa de problemas de salud. Como lo indicó una mujer, “Aún cuando mi esposo no podía tener relaciones sexuales, él todavía se interesa y me besa y me acaricia de diversos modos que me satisfacen. No todo dependía de él; dependía de nosotros.”

De: “Sex in America (El sexo en los Estados Unidos)”, por Susan Jacoby, AARP, The Magazine (Revista de la AARP), julio y agosto 2005, 54-58, 82. Si desea más información de la encuesta, ver: www.aarpmagazine.org/relationships

RESPONDEN LOS LECTORES

* Colette Herrick, de la firma Insight Shift, dedicada al entrenamiento ejecutivo y a la consultoría organizacional, nos escribe:
Hay dos libros que leí recientemente que son profundamente inspiradores. Healing Through Darkness: The Transforming Vision of St. Francis in an Age of Anxiety (Curando mediante la obscuridad: la transformadora visión de San Francisco en una era de ansiedad). Es particularmente relevante para el mundo en que vivimos a partir del 9/11 (N.del T.: la lectora hace mención al día del atentado a las Torres Gemelas, Nueva York). ¡San Francisco de Asís fue un reconocido líder y sus oraciones son un poderoso ejemplo de ello! El libro pertenece a Richard Rohr, O.F.M. (N.del T.: siglas de Ordo Fratrum Minorum, primera orden franciscana), otro reconocido e infatigable líder y un prolífico escritor, quien tiene un centro en Albuquerque llamado “Centro para la acción y la contemplación”. El Centro publica un boletín mensual denominado Radical Grace (Gracia Fundamental). El boletín y los libros que publican pueden ser encargados a través del siguiente sitio: http://www.cacradicalgrace.org/

El otro libro es Mountains Beyond Mountains: The Quest of Dr.Paul Farmer, A Man who Would Cure the World (Montañas más allá de las montañas: la búsqueda del Dr.Paul Farmer, un hombre que podría sanar al mundo), escrito por Tracey Kidder, ganadora del premio Pulitzer. Nuevamente encontré a este libro profundamente inspirador y en él a un llamado apremiante a contribuir con el mundo a través del ejemplo de Paul Farmer (¡quien, sin duda, ganará el premio Nobel algún día!), por su compromiso visionario y apasionado con la enfermedad y la pobreza. Me acordé muchísimo de la descripción de Robert Quinn del fundamental (transformacional) liderazgo en el cual vive su vida el Dr. Farmer, es decir guiado por sus propias normas, enfocado en sus semejantes, movido por un ideal y abierto a lo externo.

Asimismo, encontré los libros de Robert Quinn: Deep Change, How Ordinary People Can Transform the World, y Building the Bridge as You Walk on It (Un cambio profundo, como puede la gente común transformar el mundo, y Construyendo el puente a medida que lo atravesamos), guías invalorables para la vida y para encaminarse hacia un cambio positivo. En Harvard Business Review de julio y agosto hay un magnífico artículo de Robert Quinn acerca del liderazgo fundamental.

¡Confío en que esto ayude! Todos nosotros podemos ser inspirados por las buenas obras de la gente entre sí para contribuir con el mundo.

CRITICA LITERARIA

* EL TIEMPO DE TU VIDA: LLEVANDOSE BIEN CON EL AVANCE, recopilado e ilustrado por John Burningham, Londres: Publicaciones Bloomsbury, 2003.

The Time of Your Life yuxtapone breves ensayos y citas, algunas familiares, pero muchas refrescadas suavemente por este volumen sobre el envejecimiento. Basándose en británicos notables, el libro presenta las numerosas recompensas y los aspectos positivos del envejecimiento. Y, por supuesto, hay unos pocos mecanismos mezclados en buena medida. También dan sabor a sus páginas palabras de sabiduría de Lewis Carroll, William Shakespeare y Jonathan Swift, entre otros. De la antigüedad romana descubrimos que Cicerón creía que los defectos hallados al entrar en años “emergen desde el temperamento de la gente y no por su vejez”. Oliver Glodsmith, un dramaturgo de la centuria de 1700 era muy optimista cuando decía: “Amo todo lo que sea viejo: los viejos amigos, los viejos tiempos, los antiguos modales, los viejos libros, los vinos añejados”. Y Maurice Chevalier en su cumpleaños número setenta y dos nos brindó una de sus frases favoritas: “La vejez no es tan mala cuando usted considera la alternativa”.
El libro aporta una rica y encantadora selección de ideas sobre el envejecimiento, algunas de las cuales compartimos y otras no. Ocasionalmente uno encuentra algo bastante inusual, como en la frase de Picasso: “La edad sólo importa cuando uno está envejeciendo. Ahora que he llegado a una edad avanzada, perfectamente podría tener veinte años”.
Además de los dichos breves, de los poemas y de los ensayos, el libro contiene ilustraciones, fotografías e inclusive un crucigrama para los adictos. Constituye una placentera lectura para una tarde de vacaciones.

* USÁNDOLO A MEDIDA QUE SE LO VA PERDIENDO, por Irving y Suzanne Sarnoff, Universe, 2005.
Como el título lo sugiere, existen modos de concordar con “perdiéndolo”…sea lo que fuere que pueda ser “lo” – jubilación, mudanza, redecoración, hacer el amor, los dolores y las penas. Estos atrapantes relatos autobiográficos describen la manera en que Irving y Suzanne Sarnoff sobrellevaron algunas de las características preocupantes de esta etapa de la vida. Comenzando por la cima de sus carreras, con una jocosa historia de su presentación en el show de David Letterman, los autores avanzan en el retrato de su resistencia a ser identificados como ancianos ciudadanos y su pérdida de trabajos y rutinas. Usándolo a medida que se lo va perdiendo transmite un mensaje de esperanza. Al movilizar el ánimo para reírse de ellos mismos, los Sarnoff evitaron quedarse paralizados en la desesperación autocompasiva, mantuvieron su intimidad y continuaron cooperando en nuevos trabajos creativos.

ANUNCIOS Y PROXIMOS ACONTECIMIENTOS

* American Society on Aging (Sociedad norteamericana sobre envejecimiento), East Coast (Costa este), Filadelfia, PA (Pennsylvania), del 12 al 15 de septiembre de 2005. Ciclos de otoño sobre el envejecimiento. Sheraton University City Hotel. Educación permanente para profesionales que trabajan con ancianos y para sus familiares.
1-800-537-9728 www.asaging.org/autumn-series

* Life (vida) @50+: AARP’s Nacional Event and Expo (Evento y exposición nacionales de la Asociación Norteamericana de Jubilados). Oradores, entretenimientos, exhibiciones, música. Del 29 de septiembre al 1 de octubre de 2005. New Orleans Memorial Convention Center. www.aarp.org/events

* Viva 50 Plus, World Ageing and Generations Congreso (Congreso sobre el mundo que envejece y las generaciones), septiembre de 2005, St. Gallen, Suiza. Sitio web: www.viva50plus.org  Para información contactarse a: Info@viva50plus.org/

*El Instituto Taos presenta “Social Construction: A Celebration of Collaborative Practices” (La Construcción Social: un festejo de prácticas colaborativas). Del 6 al 9 de octubre de 2005 en Taos, New Mexico. El evento incluirá presentaciones de prácticas colaborativas en organizaciones, terapia, educación, medicina, trabajo social y envejecimiento positivo. Para información sobre la conferencia, visitar: www.taosinstituteconference.net

* The Gerontological Society of America 58th Annual Scientific Meeting (58º Encuentro Científico Anual de la Sociedad Norteamericana de Gerontología). Del 18 al 22 de noviembre de 2005. Milton New Orleáns Riverside, www.geron.org

* Invest in Aging, Strengthening Families, Communities and Ourselves (Invertir en el envejecimiento, reforzando a las familias, a las comunidades y a nosotros mismos), Conferencia conjunta del National Council on the Aging (Concejo Nacional sobre el Envejecimiento), y de la American Society on Aging (Sociedad norteamericana del envejecimiento), del 16 al 19 de marzo de 2006, Anaheim, California.

Información para los Lectores

- Consultas y colaboraciones
Si Usted desea formular preguntas o posee algún material que desea compartir con los demás lectores del boletín, por favor envíe un correo electrónico a Mary Gergen a gv4@psu.edu

- Números anteriores
Las anteriores ediciones del boletín están archivadas en: http://www.positiveaging.net

Para cambiar su dirección, envíe la misma a Mary Gergen a: gv4@psu.edu

Puede ver también las demás actividades del Instituto Taos:
http://www.taosinstitute.net
Top