2006 - Marzo / Abril

Marzo - Abril 2006

BOLETIN DEL ENVEJECIMIENTO POSITIVO

http://www.healthandage.com

Por Kenneth y Mary Gergen

Dedicado al diálogo productivo entre la investigación y la práctica.
Financiado por la Fundación para la educación para la salud basada en Internet (Web-based Health Education Foundation) y por el Instituto Taos (Taos Institute)Traducido por Mario A. Ravazzola, supervisado por la Dra. Cristina Ravazzola de Mazières

En este número:

COMENTARIO: La energía de las preguntas positivas

Encontramos a menudo un póster que nos muestra a una persona mayor de magra figura, quien dice: “Envejecer no es para cobardes.” Una implicación es, por supuesto, que el envejecimiento es una experiencia demasiado dura de aguantar. Todo concierne a la decadencia. Y es en este contexto que nos encontramos tan a menudo preguntándonos si estamos bien. ¿Funciona bien mi memoria? ¿Puedo aún pensar claramente? ¿He perdido mi vigor? ¿Conservo mi atractivo? La lista continúa. Estas preguntas pueden parecer bastante naturales, pero son innecesarias y no son buenas amigas. Como dicen nuestros colegas de terapia familiar: “El problema es el problema.” Con esto quieren significar que cuando comenzamos a ahondar en nuestros problemas, comenzamos a construir un mundo en el cual los problemas son centrales. Se transforman en las realidades dominantes que nos atosigan a diario. En efecto, las preguntas que nos hacemos son creadas por nosotros. Preguntarnos por nuestras falencias es crear un mundo en el cual el hecho de fallar es lo más importante. Sin embargo, esta misma lógica también da cabida a un potencial enorme. Al hacernos preguntas positivas podemos producir una acción futura mucho más prometedora. Los agentes del cambio organizacional que trabajan en un proceso llamado Investigación Apreciativa saben esto muy bien. Sacando conclusiones desde su trabajo en desarrollo organizacional, Frank Barrett y Ron Fry lo expresan en la siguiente frase: “Las preguntas que hacemos determinan si disminuimos eventualmente nuestra capacidad de crecer y de desarrollarnos, o la aumentamos.”   

El trabajo en cambio organizacional se aplica nada menos que en nuestra vida diaria. Ésta es la lección que puede extraerse del trabajo de Jacqueline Stavros y de Cheri Torres en su libro, Dynamic Relationships, Unleashing the Power of Appreciative Inquiry in Daily Living (Las relaciones dinámicas: liberando la energía de la investigación apreciativa en la vida diaria). Por ejemplo, proponen que en nuestras relaciones con los demás enfoquemos nuestro trato en preguntas tales como:¿En qué está trabajando?¿Cómo revitaliza la relación? ¿De qué manera relacionamos el aumento de nuestra prosperidad?

Estimulados por estas ideas nosotros mismos hemos intentado ponerlas en acción. Por ejemplo, cuando toda la familia se reúne para la cena, comenzamos la comida teniendo cada persona, joven y adulta, que opinar algo sobre lo apreciado en el día. Es asombroso ver como compartirlo anima al diálogo repleto de mutuo afecto y optimismo. Uno de nosotros (KJG) experimentó un trauma de principiante al hablar en público. Cuando era un niño, no pudo encontrar su discurso cuidadosamente escrito a medida que se dirigía a una muchedumbre de padres y de profesores. Como le ocurrió en ese día, el pánico vuelve a veces antes de sus compromisos de discursos públicos. El antídoto: con tranquilidad hay que pedirse a uno mismo recordar todas aquellas ocasiones en las cuales hablar en  público fueron un éxito. Este tipo de actitudes positivas son también medios eficaces para evitar el apremiante pero enajenante ritual de encontrar defectos en aquellos con quienes nos relacionamos. Preocuparse por lo bueno es restarle importancia a las fallas aparentes. Dado la evidencia creciente de que el optimismo y la longevidad van de la mano, hay una buena razón para repensar las maneras en que nos autoevaluamos comúnmente. Antes que preguntarnos qué está fallando o declinando, ¿podemos, por ejemplo, comenzar a hacer preguntas enfocadas en lo que apreciamos en la vida, quién y qué necesita nuestra ayuda, y cuáles fuentes de alegría podemos estar hallando en el día siguiente?
Envejecer bien es de sabios, y la sabiduría completa puede requerir que tengamos que tener siempre la energía de la pregunta positiva en la punta de nuestros dedos.   
 
Ken y Mary Gergen  

Barrett, F.J. y Fry, R.E. (2005) Appreciative Inquiry, A positive approach to building cooperative capacity . La investigación apreciativa, un  acercamiento positivo a la capacidad de la construcción cooperativa. Chagrin Falls, OH: Publicaciones del instituto Taos.

Stavros, J.M. y Torres, C.B. (2005) Dynamic relationships,Unleashing the power of appreciative inquiry in daily living (Las relaciones dinámicas, liberar la energía de la investigación apreciativa en la vida diaria. Chagrin Falls, OH: Publicaciones del Instituto Taos.  
Ambos libros están disponibles en: www.TaosInstitute.net

INVESTIGACIÓN: El autodivulgado maltrato al anciano

Un mensaje del Dr. Erdman Palmore
   
Cuán a menudo usted: ¿Envía tarjetas de cumpleaños a una persona anciana bromeando sobre su edad?

¿Le dice a una persona de edad: “Usted está demasiado viejo para eso.”? ¿Vota contra una persona anciana debido a su edad?   

Éstos son tres ítems de un nuevo cuestionario que la doctora Katie Cherry (de la Universidad del Estado de Luisiana) y yo desarrollamos para encontrar cuántas personas admitirían las maneras de expresar su prejuicio sobre los ancianos. ¿Lo admitiría usted? Existe una gran evidencia de que son varias las formas de maltrato al anciano que son dominantes en nuestra sociedad “orientada hacia lo joven”. Sin embargo, hasta hace poco tiempo han habido pocos o ningún intento de medir la frecuencia y los tipos de comportamientos prejuiciosos reales basados en autoinformes. Hemos llamado a este cuestionario “Relating to Old People Evaluation (ROPE) [En relación a la evaluación de la gente de edad]”. Elegimos este título, preferible a incluir en él la palabra “ageism (maltrato al anciano)”, porque deseábamos maximizar el número de respuestas, y especialmente respuestas honestas. Sospechamos que colocar “ageism” en el título podría reducir el número de la gente que querría responder, así como el número de los comportamientos prejuiciosos admitidos.   

La ROPE fue diseñada para contestar a tres preguntas básicas: ¿Cuál es el predominio de los comportamientos prejuiciosos contra los ancianos en esta y en otras sociedades? ¿Qué tipos de comportamientos prejuiciosos son más frecuentes? ¿Qué tipos de personas son las que informan más comportamientos prejuiciosos?   

El cuestionario contiene 20 tipos de esta clase de comportamientos: seis positivos y 14 negativos. Los ejemplos de tipo positivo incluyen el mantener las puertas abiertas para que pasen los ancianos, debido a su edad; el ofrecimiento de ayuda a una persona anciana para cruzar la calle, por su edad; y votar por una persona de edad, debido a ella. Las tres preguntas del principio del artículo son ejemplos de tipo negativo.   
Podría argumentarse que los ítems positivos no son realmente prejuiciosos, pues están precisamente demostrando respeto o ser de ayuda. Esto puede ser verdad, pero al ser acciones que discriminan a favor de la gente de edad, encajan en la definición de prejuiciosas, porque incluyen discriminaciones positivas o negativas en pro o en contra de un grupo de edad. En forma semejante, podría argumentarse  que algunos de los tipos negativos son de acciones que “sólo se divierten” (bromeando sobre su edad) o les reafirman a los ancianos que sus dolencias son “normales” en la vejez.

Esto puede ser verdad, pero aún así implica discriminación contra los ancianos y tiende a reforzar los prejuicios negativos. No juzgamos la conveniencia de estos comportamientos. Pueden ser inocentes o positivos en su intención, pero igualmente constituyen una forma de discriminación. En este primer examen se incluyó a un total de 267 respondentes, los cuales eran estudiantes, ancianos que convivían en residencias para ellos, y varios miembros de la comunidad universitaria. Fueron 88 varones y 179 mujeres, y el rango de edad iba de los 18 a los 98 años. Prácticamente, todos los respondentes admitieron tener uno o más comportamientos prejuiciosos. Sin embargo, las maneras positivas fueron reportadas mucho más frecuentemente que las negativas: en promedio, se admitieron el 59 por ciento de los ítems positivos en comparación con el 38 por ciento de los negativos. El más frecuente, informado por el 95% de los respondentes, fue mantener las puertas abiertas para un anciano debido a su edad. Casi todos reportaron otros dos tipos positivos: gozar de las conversaciones con los ancianos debido a su edad (92%), y elogiarlos por lo bien que lucían a pesar de su edad (89%). Una forma rara de prejuicio positivo fue la de votar por un anciano debido a su edad (17%). El tipo más frecuente de prejuicio negativo fue: cuando me entero de la edad de un anciano, puedo decir: “No lo mires.” (81%). Este ítem puede sonar positivo, pero es realmente negativo porque implica que parecer “viejo” es malo. El segundo ítem negativo más frecuente fue: cuando un conductor lento está delante de mí, puedo pensar: “Debe ser una persona de edad.” (68%). El ítem negativo menos frecuente fue: votar contra un anciano debido a su edad (12%).

Esperábamos que la gente mayor reportara ítems más positivos y menos negativos que los más jóvenes. Para nuestra sorpresa encontramos pequeñas diferencias entre los grupos de edad. Los comportamientos prejuiciosos están, al parecer, tan arraigados en nuestra cultura que no cambian mucho con la edad. Sin embargo, encontramos diferencias significativas entre los hombres y las mujeres: las mujeres estaban algo más propensas a informar ítems positivos que los hombres. Quizás esto demuestra que las mujeres son en promedio más positivas, lo que se va consolidando al envejecer. Esperamos que muchos investigadores utilicen este cuestionario para desarrollar una “epidemiología del prejuicio contra los ancianos” como un paso hacia su reducción, si es que no se puede extirpar totalmente.   
 
De: Fifty Plus (Más de cincuenta), febrero de 2006; enviado por el autor, Erdman Palmore, para compartirlo con nuestros lectores.

INVESTIGACIÓN: la edad y el uso inteligente de la tecnología

Los estereotipos sugieren que los ancianos le temen a la tecnología y se resisten al uso de Internet, del correo electrónico, y de los teléfonos celulares. Esta investigación debilita este estereotipo al sugerir que lo que determina si este grupo de edad utiliza o no tal tecnología es el modo en el que la ven beneficiosa para sus vidas. Este estudio fue realizado con personas norteamericanas y holandesas entre 65 y 80 años de edad, quienes viven independientemente. La muestra, de 50 individuos, era étnicamente diversa, compuesta por un 65% de caucásicos, 25% de afroamericanos, un 10% de hispanos residentes en los Estados Unidos, y del resto, un 80% de caucásicos y de orígenes diversos de Holanda. La investigación consistió en muestras de 20 grupos principales, organizados para comprobar sus opiniones sobre una variedad de temas referentes a los medios de comunicación. Los participantes también llenaron cuestionarios sobre el uso de la tecnología, y en las sesiones se discutió sobre las metas de la comunicación.De acuerdo a los resultados, el beneficio percibido era un factor decisivo para preferir una determinada tecnología. El segundo factor, menos importante, era el costo. Los ancianos estaban también más actualizados que la gente más joven; estaban menos dispuestos a sacrificar su tiempo de una manera poco agradable (por ejemplo, instalando una computadora) a cambio de ganancias futuras. Si las ventajas no son evidentes para el uso de una tecnología, entonces no se la explora. Muchos de estos participantes juzgaron al correo electrónico en forma negativa, pero los que no lo utilizaban eran más críticos que los usuarios. No había diferencias sistemáticas informadas entre los países, o dentro de los varios subgrupos.

En forma llamativa, en esta muestra, en general, un 70% poseía teléfono celular. Los investigadores concluyeron que los ancianos adoptarán nuevas tecnologías cuando les sean presentados incentivos que hagan que les parezcan personalmente ventajosos, que los costos sean razonables y que tengan instrucciones sencillas.   
 
De: Older adults’motivated choice for technological innovation: Evidence for benedit-driven selectivity (La opción que motiva a los ancianos hacia la innovación tecnológica: la evidencia de la selectividad derivada de los beneficios), por Anne-Sophie Melenhorst, Wendy A. Rogers y Don G. Bouwhuis.  Psicología y envejecimiento, 2006, 21, 190-195.      

EN LAS NOTICIAS

* REWARDS OF A LIGHT HEART (LAS RECOMPENSAS DE UN CORAZÓN ALEGRE)
Los Archivos de Medicina Interna divulgan un estudio según el cual los investigadores holandeses estudiaron por más de 15 años a 545 hombres, de edades entre los 64 y los 84 años de edad, a fin de determinar su perspectiva de vida y su salud física. Les preguntaron sus opiniones sobre declaraciones tales como: “Todavía espero mucho de la vida.” o “Estoy lleno de planes.” Los resultados indicaron que en esos más de 15 años los hombres más optimistas tuvieron un 50% menos de riesgo de morir por una enfermedad cardiovascular que los menos optimistas. Dado que la investigación es correlacional, los investigadores especularon así sobre las razones para este hallazgo: una posibilidad es que las personas optimistas pueden enfrentar mejor los problemas, buscando ayuda cuando la necesitan, y siguen el consejo de sus médicos. Después de todo, piensan que tienen mucho por vivir. Quizás esta sea la razón más importante.   

De: A light heart, men, is its own reward (Un corazón alegre, señores, es la  recompensa en sí misma), por Eric Nagourney, International Herald Tribune, 9 de marzo de 2006, 12.   
 
* SEEKING ADVICE FROM ELDERS (BUSCANDO EL CONSEJO DE LOS ANCIANOS)
Dar consejo ha sido desde hace mucho tiempo el arte de la generación más anciana. Y simplemente, a menudo no parece ser muy pedida. Actualmente se ha dado vuelta la postura, dado que la gente joven acude a pedir el consejo de los ancianos, vía Internet. La idea fue iniciada en 2001 por un banquero de San Francisco, California, quien tenía una abuela que daba consejos muy apropiados. Hoy en día, consejeros de ese estilo pueden ser contactados en: www.elderwisdomcircle.org

Este sitio de Internet permite compartir la sabiduría de los ancianos. El formato es simple. Los necesitados de consejo envían un mensaje esbozando sus preocupaciones, y los ancianos, que se seleccionan para tratar el tema del participante, tanto por su empatía como por su apertura mental, les contestan. Un voluntario de control de calidad chequea las respuestas para comprobar si son convenientes. Aunque el sitio n proporciona consejo legal, médico o financiero, esto no está limitado particularmente, pero el 75% de las preguntas están referidas a las relaciones. Muchos de los más jóvenes buscadores de consejos son clientes que reiteran su inquietud. Se presentan hasta que, finalmente, encuentran a alguien que les atiende y les puede dar respuestas sin los enredos que los miembros de la familia proporcionan a menudo junto con su consejo.   

De: Ask whatever you will of these old gray heads (Pregunta a estas viejas cabezas grises lo que deseas saber), por Rita Giordano.  Philadelphia Inquirer (El investigador de Filadelfia), 25 de marzo de 2006, A1, A11.
 
* GAIL SHEEHY 30 YEARS LATER (…30 AÑOS MÁS TARDE)
La autora, Gail Sheehy, se hizo famosa 30 años atrás, cuando escribió  Passages (Transiciones), un libro acerca del desarrollo femenino. Ahora ha escrito Sex and the Seasoned Woman (El sexo y la mujer madura) una crónica de la vida de las mujeres después de los 50 años. En Passages, Sheehy admite que detuvo “el análisis de las etapas del desarrollo de la mujer adulta a los 50 años porque no podía imaginarme ninguna de las muchas cosas que sucedían después.” Hoy en día todo ha cambiado. Ella asumió que los “boomers” (N. del T.: los baby-boomers – los niños nacidos durante la posguerra de 1945) habían sido los causantes del cambio.   

“En los últimos 15 años ha habido una explosión de cambios culturales y de estilos de vida de la gente en sus 50s, 60s y 70s, y ellos, a su vez, estimulan a las personas de más edad que pueden haber estado inactivas, de manera que ahora estas ven las oportunidades que no habían tenido en cuenta y que tampoco todo ha terminado para ellas.” Al pedirle que indique qué es lo que no ha finalizado, Sheehy contestó: “La pasión.   … muchas clases de personas se entregan después de sus 50s - en gran parte, porque no esperan nada.”   
El entrevistador, (obviamente, no un lector del Envejecimiento Positivo) le consultó: “Pero seguramente hay un riesgo muy grande en el estímulo excesivo… el hecho de los cambios físicos que vienen con la edad, por ejemplo, deben ser difíciles de negar.” Sheehy le respondió que puedes tener cambios, pero “puedes negociar con ellos de nuevas maneras.” “Una cosa que tienes para ti después de los 50 es más tiempo, más libertad para tener opciones sin culpabilidad.”   
 
De: Verbatim: “One thing you have going for you after 50 is…choices without guilt (Textual: “Una cosa tienes para ti después de los  50 … opciones sin culpabilidad.”) El investigador de Filadelfia, 26 de marzo de 2006, C2
 
*WORDS OF WISDOM FROM SURVIVORS (PALABRAS DE SABIDURÍA DE LOS SOBREVIVIENTES)
Una variedad de personas que había estado afectada por varias enfermedades argumenta su filosofía de vida a posteriori de sus tratamientos. Andrea Fox (52 años), de Santa Barbara, California, solía decir esto de sus experiencias como sobreviviente de cáncer de mama: “No se lo deseo a nadie, pero el cáncer resulta ser un cambio de vida, una experiencia positiva. Te ayuda a centrarte y a darte cuenta de lo que es o no importante. Lo fundamental es conocer lo que vendrá a través de esto. Habrás descubierto cosas sobre ti que no conocías - principalmente lo fuerte que eres. Y la fuerza continuará por el resto de tu vida.”   

Heath Calhoun (26 años), un veterano de Iraq que perdió ambas piernas en un ataque contra su camión, afirma: “No iba a quedarme sentado…  Hay un montón de cosas que no puedo hacer pero hay un montón de otras cosas que sí puedo, así que me reintegré a la vida como si nada hubiera pasado.” Sheely Cushing (32 años), quedó paralizada en su costado izquierdo por un derrame cerebral que le sobrevino cuando cursaba estudios universitarios. Los médicos le extirparon 3/4 del lóbulo derecho de su cerebro. No obstante haber recuperado un año más tarde el movimiento de su pierna y la visión en su ojo izquierdo, dice: “Hubieron muchas veces que me habría podido dar por vencida debido a las sombrías predicciones de los médicos, pero cada uno de nosotros conoce su propio cuerpos y sus límites mejor que cualquier otra persona. Por eso, no te limites. Siempre estamos aprendiendo y descubriendo, sobretodo cuando nos estamos esforzando en superar lo imposible.”   

De: American’s True Heroes (Los verdaderos héroes norteamericanos) por Bruce E. Beans. Update (Actualización). Independent Blue Cross (Cruz Azul Independiente), Primavera de 2006, pg.16-19.   
 
*GOODBYE TO A GRAND LADY: SARAH CALDWELL (EL ADIOS A UNA GRAN SEÑORA: …)
La conductora Sarah Caldwell, de 82 años, llamada “la prima donna de la ópera” murió de un ataque al corazón en el pasado marzo. Caldwell, famosa por sus producciones aventureras, fue directora de la Opera Company de Boston por más de 30 años. Antes de esto, fue la primera conductora femenina de la New York Metropolitan Opera, y reconocida entonces como “uno de los grandes empresarios norteamericanos en las artes interpretativas” y “el mejor director de ópera de los Estados Unidos,” según la revista Time. Produjo óperas inusuales, premieres mundiales, y creativas adaptaciones de Carmen y de La Boheme. Para el Barbero de Sevilla tuvo la idea de acompañar a Beverly Sills, la gran soprano, con una caja de música que incluía un pájaro mecánico que cantaba. Fue amada por su instinto maravilloso y su ánimo para vivir, así como por sus excentricidades - su cuerpo de casi 150 kilogramos, su tendencia a perder todo lo que llevaba y sus cheques de la compañía de ópera que eran rechazados por los bancos. En 1999 fue designada profesora eminente de música en la Universidad de Arkansas, en Fayetteville, la ciudad en donde ella creció. Incluimos esta noticia como una manera de reconocerla como un modelo maravilloso para una vida repleta de creatividad, trabajo productivo, colaboración acertada, y alegría.      

RESPONDEN LOS LECTORES

Betsy Best-Martini comparte lo siguiente:   

Siempre disfruto al recibir mi boletín online. Ustedes están haciendo un trabajo excelente. Soy una terapista recreacional geriátrica especializada en ejercicios para ancianos frágiles y para adultos con necesidades especiales. Si cualquiera de sus lectores se halla buscando un recurso excelente en cuanto a la manera de comenzar con una rutina específica segura y eficaz, mi libro está disponible a través de Human Kinetics. Exercise for Frail Elders. Best-Martini y Botenhagen. (Cinética humana. Ejercicio para ancianos frágiles…)
Se puede revisar el contenido en su página de Internet (ver más adelante).Mona Fishbane también comparte lo siguiente: Continúo gozando de su boletín. Me gustaría sugerir un libro que es muy ingenioso: Gene Cohen’s, The Mature Mind: The Positive Power of the Aging Brain (De Gene Cohen: La mente madura: La energía positiva del cerebro en el envejecimiento.) 2005, Basic Books. Es un libro encantador. ¡Continúen con el buen trabajo!      

CRITICAS LITERARIA Y CINEMATOGRAFICA

BOOK SERIES (COLECCION DE LIBROS): Nos ha impactado una colección ofrecida por una editorial, Human Kinetics (www.HumanKinetics.com) Se ven a sí mismos como: “El líder de la información sobre la actividad física” y, posiblemente, la publicidad dice la verdad. La colección se llama “El envejecimiento y los recursos de la actividad física” e incluye una gran gama de libros que proporcionan información sobre ejercicios para ancianos. Entre los muchos títulos están “Fitness (buen estado físico) después de los 50”; “Vida activa, funcionamiento cognoscitivo y envejecimiento"; “Motivar a la gente a permanecer físicamente activa”, y “Ejercicios para ancianos”. Se halla disponible un curso interactivo en Internet llamado “Fitness para ancianos”, así como también hay libros para ejercitar a profesionales que desarrollan cursos para ancianos.      
 
*VIDEO *   

Still Doing It: The Intimate Lives of Women over 65 (Continuar haciéndolo: Las vidas íntimas de las mujeres de más de 65 años). Una película de Diedre Fishel. www.Stilldoingit.com  New Day Films
   
Es fácil ruborizarse mirando esta película acerca de mujeres de más de 65 años lujuriosas y enamoradas, especialmente si el amante es 40 años más joven. Estudiantes con una risita contenida se inquietan al ver la actividad sexual de la pareja, aún cuando el joven sea golpeado violentamente por su amante de 67 años. Era tocante también la escena entre la mujer de 80 años y su amante, a quien ella se encontraba implorando en su último “vuelo terrenal”. De tiernas sensaciones y vívidos intereses, hallan oportunidades para el sexo, a pesar de su confinamiento en sillas de ruedas durante largas horas de vigilia. Aún ciega, sostiene: “Mi derrotero en la vida es afirmativo. Todo lo que encuentre bueno, lo tomaré.” También se explora el amor lésbico, y podemos ver a mujeres que nunca habrían salido en la tapa de Playboy quienes obtienen juntas una diversión maravillosa. En conjunto, nueve mujeres, algunas de ellas afroamericanas, charlan francamente sobre las alegrías de la sensualidad a cualquier edad.      

ANUNCIOS Y PRÓXIMOS ACONTECIMIENTOS

 * La Sociedad Gerontológica Norteamericana,

59a  Reunión científica anual: La educación y la imaginación gerontológica. Del 16 al 20 de noviembre de 2006: Adams Mark Hotel, Dallas, Texas,(202) 842-1275 www.agingconference.com 

* SENIOR THEATRE (TEATRO PARA MAYORES) tendrá un importante papel en la conferencia del verano de 2006 de la Association for Theatre in Higher Education  [Asociación para la educación teatral superior] (ATHE). La conferencia será llevada a cabo del 3 al 6 de agosto en Chicago en el Palmer House Hilton Hotel. Las sesiones incluirán: el uso de las memorias de la vida para crear producciones, la dirección del intérprete maduro, la historia del Senior Theatre, y una representación a cargo del mismo. Para más detalles, ver: www.seniortheatre.com

Información para los Lectores

- Para subscribirse al Boletín, se debe ingresar en la página de subscripción de HealthandAge.com en: http://www.healthandage.com/Home/gm=22
o, si lo prefiere, escriba a Mary Gergen a gv4@psu.edu

- Consultas y colaboraciones
Si Usted desea formular preguntas o posee algún material que desea compartir con los demás lectores del boletín, por favor envíe un correo electrónico a Mary Gergen a gv4@psu.edu

- Números anteriores
Las anteriores ediciones del boletín están archivadas en: http://www.positiveaging.net

- Cómo suspender su subscripción o modificar su dirección de correo electrónico.
Confiamos en que usted disfrute el boletín. Pero si desea, por cualquier razón, dejar de recibirlo, envíe por favor un correo en blanco a:
leave-whef-positive-463511O@nl.healthandage.com

Para cambiar su dirección, envíe la misma a Mary Gergen a: gv4@psu.edu

Ingrese a: http://www.healthandage.com
Puede ver también las demás actividades del Instituto Taos en:
http://www.taosinstitute.net

Top