2009 - Marzo / Abril

Marzo / Abril, 2009 Número 42

BOLETIN DEL ENVEJECIMIENTO POSITIVO

http://www.healthandage.com
www.taosinstitute.net

El boletín del envejecimiento positivo, por Kenneth y Mary Gergen,
dedicado al diálogo productivo entre la investigación y la práctica.
Financiado por el Instituto Taos (Taos Institute)
Traducido por Mario A. Ravazzola; supervisado por la Dra. María Cristina Ravazzola de Mazières


"EL MEJOR EN... INSIGHTS sobre ENVEJECIMIENTO"
-Wall Street Journal

COMENTARIO: Deshacernos de nuestro prejuicio contra las personas de edad avanzada

A menudo hemos escrito acerca de la prevalencia de la discriminación por razones de edad dentro de la cultura, y los problemas que ello plantea para la población anciana. Sin embargo, uno de los hechos que a menudo es pasado por alto es que, a pesar de la repugnancia de los estereotipos negativos, la mayoría de nosotros creció abrazada a ellos. Nos reímos de las personas de edad avanzada de varias maneras, les hacíamos bromas, y nunca deseábamos envejecer. Nosotros y el prejuicio fuimos uno. Y lo más problemático: a pesar de la repugnancia de estos estereotipos, no es probable que hayamos escapado de sus garras. Esta no es una materia menor, dado que estas creencias pueden ser muy perjudiciales para la salud y el bienestar.
     Entre las formas más sutiles de discriminación por razones de edad se encuentran, comúnmente, los puntos de vista que conservamos de lo que debe ser el comportamiento adecuado para las personas mayores. Hay sentimientos comunes en contra de que las personas de la tercera edad se muestren sexies, que asuman riesgos, sean extravagantes, o que tengan relaciones amorosas activas; más bien, ellas deberían ser más reservadas y reposadas. En este caso es importante la visión de Norman Kay quien considera que uno de los grandes enigmas sin resolver de la gerontología es la razón por la cual la gran mayoría de los adultos mayores de 60 años son básicamente personas que se echan en un sofá y no hacen ejercicios físicos (como una “bolsa de papas”), a pesar de la comprensión general de que el ejercicio es uno de los principales contribuyentes a la buena salud y la longevidad. Como razona Norman, el problema es principalmente una creencia cultural.
    Históricamente, las personas han tenido que trabajar muy duro físicamente. Agricultores, trabajadores, y amas de casa tenían que poner el hombro incesantemente todos los días del año o sufrir graves consecuencias. Cualquier momento que podía ser usado como relax era considerado como el premio a un duro día de trabajo. Nada podía ser más placentero que la hamaca en la terraza de la casa. El advenimiento de muchos dispositivos de ahorro de mano de obra también forjó un fuerte vínculo entre el éxito financiero y la reducción de esfuerzo físico. Existía una clara distinción entre los obreros y "los señores" que hacían muy poco trabajo físico, y entre las amas de casa y "las señoras de la casa", que tenían servicio doméstico. También existían creencias específicas de género. En términos de juegos y deportes, las niñas y las mujeres generalmente fueron disuadidas de participar en ejercicios de recreación. El ejercicio era considerado en el mejor de los casos como impropio, pero nocivo en el peor; muchas mujeres jóvenes fueron aconsejadas por sus médicos de que evitaran el duro esfuerzo físico, por temor a dañar "los órganos femeninos". Muchos hombres también tenían asociaciones negativas relacionadas con la actividad física. Los campamentos de entrenamiento de reclutas de la infantería de marina no eran divertidos. Aunque los chicos se animaban a ser más activos físicamente que las niñas, después de una cierta edad la actividad física sólo por diversión fue considerada un uso frívolo del tiempo. La actitud prevaleciente fue: "Un hombre con tanto tiempo y energía debería estar haciendo algo productivo".
   Este conjunto de creencias representa una indirecta aunque potente forma de discriminación por razones de edad muy perjudicial. Deshacernos de tales creencias requiere de una reflexión personal y el apoyo concertado de los profesionales de la salud. En nuestra opinión, los cambios significativos dependerán de la participación de las parejas, familiares y amigos en la creación de nuevos patrones de vida. Por ejemplo, los gimnasios, las discotecas, los campos deportivos, y las piscinas no deberían ser reservas privativas de los jóvenes. El ejercicio físico no sólo contribuirá al bienestar de las personas involucradas sino al de las generaciones futuras, para las cuales las creencias anteriores se convertirán en irrelevantes.


         Ken y Mary Gergen


Referencia: Ageism – A barrier to healthy lifestyles (El prejuicio hacia la gente de edad avanzada - Una barrera para los estilos de vida saludables), por Kay Van Norman, La revista sobre el envejecimiento activo, sept./oct., 2004, 32-38.

INVESTIGACIÓN: Evitando la demencia a través del estilo de vida

Después de los 80 años de edad el riesgo de demencia no es insignificante. Un estudio realizado por científicos suecos, recientemente publicado en Neurology, incluyó a 500 personas, con edades entre los 78 años y más. Durante el estudio, 144 personas desarrollaron demencia. La principal cuestión fue "¿Hay estilos de vida que son favorables o  desfavorables para el desarrollo de la demencia?" Entre las medidas utilizadas en el estudio se usaron las del factor neuroticismo - un término que significa facilidad para la neurosis - y de la sociabilidad, o la tendencia a ser comunicativos y sociables. Subsecuentemente, los investigadores encontraron que los participantes que estaban bajos en neuroticismo y, por ello, tranquilos y relajados, tenían un 50% menos de riesgo de desarrollar demencia en comparación con las personas que estaban propensas a la angustia. El hecho de ser sociables también tenía un efecto positivo en permanecer cognoscitivamente alertas.
     El motivo de estas correlaciones no está claro. La Dra. Hui-Xin Wang, del Instituto Karolinska de Suecia, quien dirigió la investigación, dijo: "En el pasado, los estudios han demostrado que la angustia crónica puede afectar a ciertas partes del cerebro,... lo que posiblemente lleve a la demencia. Nuestros resultados sugieren que el hecho de poseer una personalidad calma y comunicativa en combinación con un estilo de vida socialmente activo, puede reducir aún más el riesgo de desarrollar demencia. Los factores de los estilos de vida pueden ser modificados en contraposición a los factores genéticos, que no se pueden controlar. La Dra. Susanne Sorensen, jefe de investigación de la Sociedad de la enfermedad de Alzheimer en Gran Bretaña, comentó:...  "Es una situación de: ¿qué fue primero, la gallina o el huevo?, en la que no podemos decir cuál de las dos cosas que mencionamos es causa de la otra y cuál es el resultado; ¿estos rasgos de personalidad aumentan el riesgo de demencia en las personas mayores o son una señal temprana de la enfermedad? Uno de cada tres personas mayores de 65 años va a morir con demencia. Es de vital importancia que mantenga una actividad mental y física durante toda su vida para reducir el riesgo de esta devastadora enfermedad".
Historia de la BBC News, 19/01/2009

INVESTIGACIÓN: Los beneficios de decir "lo siento"

Lo que acontece en el mundo médico a menudo es más importante para las personas de edad avanzada que casi para cualquier otro grupo demográfico. La forma en que se nos trata como personas, tanto como pacientes, es de suma preocupación para la mayoría de nosotros. Una tendencia reciente que permite al personal médico, los hospitales y los hogares de ancianos hablar con franqueza, con empatía, y, en algunos casos, con disculpas porque las cosas no están bien, ha mejorado las relaciones entre las partes interesadas cuando se cometen errores y ocurren accidentes. Las familias aprecian muchísimo la posibilidad de comunicarse con los cuidadores y escuchar que los cuidadores nos apenamos si algo va mal en el tratamiento. En el pasado, los abogados y los aseguradores han aconsejado enérgicamente a los médicos y a las demás personas involucradas como personal médico a no tener contacto con las partes agraviadas y no admitir errores o dar una disculpa por cualquier incidente. Actualmente, la idea es cambiar este modelo, en parte porque la ira de los ofendidos se encuentra en la base de muchas demandas y reclamos muy elevados contra diversas instituciones y el personal médico. La gente considera que si no pueden ser  reconocidos y merecedores de disculpas, se lo van a cobrar en efectivo. Este patrón de respuesta incrementa los gastos médicos, lo que finalmente perjudica a todos los clientes.
     En el Sistema de Salud de la Universidad de Michigan, uno de los primeros en experimentar con esas políticas de divulgación, las reclamaciones y demandas de pacientes insatisfechos se redujo de 262 en 2001 a 83 en 2007. Los gastos en defensa jurídica y reclamaciones se han reducido en dos tercios, y el tiempo dedicado a resolver los casos se ha reducido a la mitad. Además, Richard C. Boothman, el jefe de la oficina de riesgos del sistema Michigan, dijo: "Mejorar la seguridad del paciente y la comunicación con él tiene más probabilidades de curar las crisis de mala praxis que actuar a la defensiva y la negación". En la actualidad, 35 estados han aprobado la legislación de la "disculpa", y hay más estados en ese camino.
         La Dra. Kathy Clark, abogada, graduada del programa de doctorado en Ciencias Sociales Aplicadas Programa de doctorado Taos Institute, ha estado trabajando para reducir la brecha entre las diversas profesiones que pueden involucrarse en juicios por mala praxis, y con los pacientes y sus familias, cuando se encuentran en situaciones de negligencia médica. Para hacer esta investigación ella se inspiró trabajando con un amigo muy cercano, cuyo hijo fue víctima de un error médico. Los diálogos que ha generado han producido temas comunes a través de las profesiones, un aumento de la confianza, y métodos concretos para la construir sentido de comunidad y expandir colaboración en los procesos legales involucrando a los grupos de pacientes subatendidos.


De: "Letting caregivers say they are sorry (Permitir que los cuidadores de la salud se disculpen)", por Stuart H. Shapiro, Philadelphia Inquirer, 2 de marzo de 2009, A19.
                 Y
Personal communications (Comunicaciones personales), de la Dra. Kathy Clark, 29 de marzo de 2009.


EN LAS NOTICIAS: BENEFICIOS PARA LA SALUD DEL VOLUNTARIADO CON NIÑOS

Un proyecto de investigación basado en Johns Hopkins (N.del T.: universidad considerada líder en investigaciones científicas y sociales) estudió los efectos del voluntariado con niños de escuela primaria entre un grupo de mujeres afroamericanas que pertenecen a la "Experience Corps" (N. del T.: grupos de  estadounidenses mayores de 55 años, tutores y mentores de niños de las escuelas públicas urbanas en todo E.E.U.U.)
  Las mujeres de 60 años de edad y más, resultaron ser más activas físicamente que las pertenecientes al grupo no-voluntario, y encontraron que esta actividad física se mantenía en el tiempo. Aquellas también quemaban el doble de las calorías que las no-voluntarias. Otro estudio realizado con estas voluntarias indicó que mostraron mayores mejorías en su memoria y en su función ejecutiva que las que no participaron en el programa. Los adultos mayores que tenían el menor rendimiento de referencia en estas áreas registraron los mayores beneficios. Como dijo el Dr. Erwin Tan, investigador de la Johns Hopkins: "El voluntariado con niños puede ser tan bueno para su salud como concurrir a un gimnasio. Para nuestros hijos, la sabiduría que poseen nuestros adultos mayores no tiene precio".

De: Older women find health benefits through volunteer program (Las mujeres mayores encuentran beneficios para la salud a través del programa de voluntariado), Gerontology News, marzo de 2009, 4.


¿QUÉ PUEDE HACER POR USTED UNA CAMINATA VIVAZ?

Si usted camina por una media hora al día, a un ritmo de 5 kilómetros por hora, puede lograr grandes cosas:
  1. Aumentar su capacidad aeróbica y su funcionamiento físico
  2. Perder peso
  3. Mejorar la salud cardiovascular, disminuyendo los riesgos de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y la diabetes tipo 2.
  4. Lucha contra el cáncer: reducir los riesgos y aumentar las tasas de supervivencia
  5. Batallar contra enfermedades degenerativas como el Alzheimer, la artritis y la osteoporosis
  6. Aumentar el buen estado de ánimo y mejorar la cicatrización de heridas en la piel
  7. Reducir las facturas médicas anuales
De: Walking 50 Miles a Month (Caminar 80 kilómetros al mes), por Betsy Towner. AARP Bulletin, enero-febrero, 2009

VIVIR BIEN A PESAR DE TENER CÉLULAS CANCEROSAS

Después de descubrir que tenía cáncer cerebral, David Servan-Schreiber, un profesor de psiquiatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, decidió mejorar sus posibilidades de supervivencia mediante el  cambio de su estilo de vida. Recibió un tratamiento médico convencional, pero eso no era todo lo que él podía hacer. El Dr. Servan-Schreiber observó que todas las personas tienen células cancerosas dentro de ellas, pero lo que permite a las células superar nuestras defensas naturales del cuerpo y crear un tumor, tiene que ver con los ambientes alrededor de las células (por ejemplo, otras investigaciones habían demostrado que los hijos adoptados tienen los índices de cáncer de sus familias adoptivas. Esto indica que nuestro entorno social contribuye al desarrollo del cáncer).
     Entonces, ¿cuál es la buena noticia? El Dr. Servan-Schreiber sugiere que "… al vivir con cáncer durante 16 años, he descubierto que todos podemos hacer a nuestro cuerpo más resistente al cáncer a través de las elecciones que hacemos en nuestras vidas. De hecho, estoy con mejor salud y más feliz ahora que antes de enfermarme. Me siento más en paz, más liviano, con más energía, empuje y pasión por la vida... Lo que he aprendido en mi propio viaje es que la mejor manera de seguir viviendo es alimentar de vida a todos los niveles de mi ser: a través de mis comidas, de mis paseos en la naturaleza, de los propósitos en mi trabajo, y del flujo de amor en mis relaciones".

AARP/The Magazine, marzo-abril, 2009, 20-23.

CRIADERO DE POLLOS EN KENIA: UNA ODISEA DE LA JUBILACION

El Dr. Joe Mamlin, un profesor de medicina de la Universidad de Indiana, viajó a Kenia a principios de los 90s a través de una asociación con la Universidad Moi de Kenya. En el año 2000, a punto de jubilarse, regresó a Kenia para dirigir el programa conjunto. Allí se encontró en medio de la pandemia de SIDA. Los medicamentos antivirales habían llegado a estar disponibles pero a menudo los pacientes no se recuperaban, a pesar de las drogas. En poco tiempo se dio cuenta de que muchos de los que venían a la clínica eran demasiado pobres para comer y demasiado débiles para trabajar. Este conocimiento le llevó a comenzar la prescripción de alimentos sanos para sus pacientes, así como medicinas. Para obtener el alimento, colaboró con otras personas, expertas en agricultura y en la cría de pollos. Al poco tiempo, algo más de dos acres (N. del T.: un acre equivale a poco más de 0,40 hectáreas) de terrenos del hospital se convirtieron en una huerta floreciente.
      Bajo la dirección del Dr. Mamlin, el equipo agrícola ha desarrollado la capacidad de ofrecer cuatro toneladas de hortalizas y frutas a la semana; la comida se envía cada día a diferentes clínicas en el oeste de Kenia. Tras su recuperación, a los pacientes se les enseña las habilidades  de cosechar sus propios alimentos, y hoy muchos de ellos están llevando vidas activas y seguras. Actualmente las clínicas tratan a más de 40.000 pacientes y alimentan a más de 30.000 personas, entre ellas las familias de los pacientes. También se reciben fondos financieros adicionales y ayuda alimentaria procedente de varios donantes, incluidas las Naciones Unidas y la Fundación Gates. Para el Dr. Mamlin, a principios de sus 70s, este proyecto bien puede ser el punto culminante de su carrera.

De: In Kenya, AIDS Therapy Includes Fresh Vegetables (En Kenia, la terapia anti-SIDA incluye las verduras frescas), por Roger Thurow, Wall Street Journal, 28 de marzo de 2008

SABIAS PALABRAS: LA PASIÓN Y EL ENVEJECIMIENTO, por Heather Hill

Pasión es probablemente la última cosa que uno asocia con las personas mayores, así que sentí que valía la pena compartir las palabras de dos mujeres mayores que habían llevado una vida activa y plena, vivido bien en la vejez, y escrito sus experiencias del envejecimiento.

En el libro de Florida-Scott Maxwell, The Measure of My Days: The Private Notebook of a Remarkable Women of Eighty-Two (La medida de mis días: la agenda privada de unas mujeres extraordinarias de 82 años), la pasión es un tema que prevalece: "A medida que envejecemos estamos más vivas de lo que parece probable, conveniente, o incluso soportable". Otro secreto que tenemos es que aunque opacas en el exterior... - en el interior ardemos en una vida salvaje que es casi incomunicable".

La pasión también es experimentada intensamente por Elisabeth Polk. Ella evita ser "vieja", en lo que se refiere a la forma estereotipada en que pensamos que los viejos sienten y se comportan. En lugar de eso, ella conserva su alegría y entusiasmo, tal vez más que los jóvenes, porque con la edad una sabe cómo saborear y disfrutar de la vida cotidiana.

"Soy considerada una anciana - al menos para un extraño que me observa. Yo no puedo creerlo. No me siento vieja. ¿Qué es ser "vieja"? Si no puedo reír, reír de corazón, y disfrutar de las cosas pequeñas, esos deben ser comportamientos de "viejos"... Miro a la refrescante caída, esponjosa, suave, de la blanca nieve y quiero tocarla, probarla, poner mi cara en ella. ¡Quiero lanzar bolas de nieve - una bien grande al próximo transeúnte! ¿Es éste el comportamiento de una anciana?

¿Puedo llorar? Sí, pero no desperdicio mi vida en trivialidades... Existe mucho goce en ver a una joven madre amamantar a su bebé, ver aparecer a las estrellas y convertir un cielo oscuro en un brillante árbol de Navidad. Ver niños corriendo a casa desde la escuela, plenos de energía, arrojarles sus mochilas a otros. Decirles que paren es para las ancianas. Yo los observo y me río. Esto es vida. Querido Dios, hazme sobrevivir - no sólo vivir, y nunca voy a sentirme vieja."

Notas:
Florida-Scott Maxwell trabajó como una artista de teatro, una escritora de historias cortas y de obras de teatro. Se mudó a Escocia con su esposo, continuó escribiendo, crió a sus hijos, y a los 50 años se formó como psicóloga Jungiana.

Elizabeth Polk, quien murió a los 99 años, fue una de las pioneras de la danza-terapia en Norteamérica. Su pasión era la danza con niños y continuó su labor ¡hasta sus 89 años! Ayudó a fundar Timelines (Cronologías), una organización sin fines de lucro creada para promover la sabiduría y la creatividad de los ancianos. Las palabras de más arriba provinieron de un taller semanal de escritura en el que participó.

Del Boletín informativo de la Asociación de Gerontología de la Universidad Latrobe (LUGA)

LIBROS DE INTERÉS
LIBROS RECIENTES SOBRE LA MUJER Y EL ENVEJECIMIENTO:

STILL GOING STRONG: Memoirs, Stories, and Poems About Great Older Women (TODAVÍA FUERTE: Memorias, relatos y poemas sobre grandes mujeres de edad avanzada), editado por Janet Amalia Weinberg (Routledge, 2005).

AGE MATTERS: Realigning Feminist Thinking (CUESTIONES DE EDAD: Reajustando el pensamiento feminista), editado por
Toni M. Calasanti y Kathleen F. Slevin (Routledge, 2006).

SMART WOMEN DON’T RETIRE, THEY BREAK FREE (LAS MUJERES INTELIGENTES NO SE JUBILAN, SE DESATAN), por Gail Rentsch y Christine Millen (Springboard Press, 2008).

RESPONDEN LOS LECTORES

De: Peg (Margaret) Cruikshank, de la Universidad de Maine, en Orono:
Quizás podrían mencionar que la 2ª edición de mi libro de 2003, Learning to be Old: Gender, Culture, and Aging (Aprendiendo a ser un anciano: género, cultura, y envejecimiento), Rowman & Littlefield, ya está disponible. www.rowman.com/isbn/0742565947

De Katherine, una lectora del Newsletter, de la tercera edad:
     A sugerencia de un amigo, me incorporé a Second Life.
Second Life es el sitio de realidad virtual más popular de Internet. A través de mi avatar "Ladykat Tigerpaw”, fui capaz de volar por encima de las limitaciones, la multitud enloquecida y la depresión de la vida real. Hice nuevos amigos - un grupo grande de Inglaterra y otros de todos los EE.UU... Uno de ellos es una Comunidad de vida real, otro un grupo Second Life Furry (N. del T.: se refiere a las personas que se reúnen vestidas con disfraces de animales muy peludos), otro es un individuo sometido, algunos adolescentes, muchos de los que tienen una u otra discapacidad que limitan seriamente sus años juveniles.
     Tengo algunas propiedades frente a la playa y entre ellas dos casas, una de las cuales se convertirá en una biblioteca para los Naughty Auties (Los autistas traviesos), un grupo de personas que se encuentran entre mis amigos y que sobrellevan el trastorno del espectro autista, la mayoría de las personas con Asperger (N. del T.: el síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo cerebral que se presenta con mayor incidencia en niños que en niñas; tienen un aspecto normal, capacidad normal de inteligencia, frecuentemente habilidades especiales en áreas restringidas, pero tienen problemas para relacionarse con los demás y en ocasiones presentan comportamientos inadecuados). He acogido a este grupo en mis tierras y facilitado una reunión de intercambio de conocimientos con ellos una vez a la semana. He creado y participado en dos conferencias y una feria de salud (N. del T.: "Health Fair" en el original. Es un evento para llevarle servicios u orientación de salud a ciertos sectores de la población y se lleva a cabo en centros comunales, centros comerciales, en fin, en un lugar donde pueda asistir el público en general). Creo que el mejor evento en la feria fue una lectura de poesías organizada por una joven mujer con Asperger.
     Por último, dirijo una pequeña empresa de entrenamiento físico emocional y pienso que algunos de sus lectores podrían disfrutar de la lectura de mi página web. Es www.emotfit.com. El Boletín Staying Strong (Permanecer fuerte) detalla los doce ejercicios diarios que junto con otras personas hemos encontrado útiles para permanecer fuertes.

INVITACIÓN ABIERTA

Algunos lectores preguntan si pueden reproducir o distribuir los materiales publicados en este boletín. Estamos muy complacidos por cualquier expansión en su circulación.
     Damos libertad para utilizar cualquier artículo o todos los que se encuentran en el boletín, pero confiamos en que ustedes van a reconocer al boletín como fuente.

Información para los lectores

- Consultas y colaboraciones
Si desea formular preguntas o posee algún material que desee compartir con los demás lectores del boletín, por favor envíe un e-mail a Mary Gergen a gv4@psu.edu

- Números anteriores
Las anteriores ediciones del boletín están archivadas en:
http://www.taosinstitute.net/positive-aging-newsletter

- Cómo suspender su subscripción o modificar su dirección de correo electrónico
Confiamos en que usted disfrute el boletín, pero si por cualquier motivo desea dejar de recibirlo, por favor haga clic aquí: http://newsletter.trustly.net/public/unsubscribe.jsp?gid=600009584&uid=6079866789&mid=600071943&sig=DPFHAEOICNOMNEDP

Para cambiar su dirección, envíe la misma a Mary Gergen a: gv4@psu.edu


Ingrese a: http://www.healthandage.com/
Puede ver también las demás actividades del
Instituto Taos en:
www.taosinstitute.net
Top