2007 - Noviembre / Diciembre

Noviembre - Diciembre 2007, Número 34

BOLETIN DEL ENVEJECIMIENTO POSITIVO

http://www.healthandage.com

Por Kenneth y Mary Gergen

Dedicado al diálogo productivo entre la investigación y la práctica. Financiado por la Fundación para la educación para la salud basada en Internet (Web-based Health Education Foundation) y por el Instituto Taos (Taos Institute) Traducido por Mario A. Ravazzola; supervisado por la Dra. María Cristina Ravazzola de Mazières

Número 34

En esta edición:

COMENTARIO: Los beneficios de envejecer: dar y recibir

En varios de los últimos boletines hemos anunciado la celebración de la conferencia The 2007 National Positive Aging Conference, "Beyond the Cutting Edge" ("Encuentro Nacional 2007 del Envejecimiento Positivo:superando los límites"), en el Eckerd College en St Petersburg, Florida.Esta vez estamos muy contentos de haber participado de la Conferencia y, como resultado de ello, de que el boletín se enriquezca de modo vital.

Una cuestión pendiente que surgió durante la conferencia fue: en contraste con todo lo que se dice de la pérdida, ¿cuáles son los beneficios del envejecimiento? Tendremos mucho que decir acerca de esto durante el próximo año, pero una de las respuestas más interesantes que emergió de nuestra audiencia es la más relevante de la temporada. Tenía que ver con el doble beneficio de dar y recibir. Como sugirieron los participantes, pasamos la mayor parte de nuestras vidas adquiriendo cosas - ingresos, vivienda, bienes, etc. Sin embargo, al mismo tiempo que sabemos que es esencial tener un medio de vida, hay algo vacío en lo material que perseguimos. Los años maduros nos dan una oportunidad sin precedentes para "devolver". Estamos en condiciones de dar más de nuestras energías, ideas, y recursos para nuestras comunidades, y, de hecho, a los necesitados del mundo.

Una abuela de la concurrencia contó una desgarradora historia de su alegría por la vuelta a la vida de su nieta, después de que la niña había sufrido muy malos tratos por parte de su padre. Otro conferencista abogó por "salvar el planeta", como una oportunidad especial para las personas mayores, que poseen la sabiduría, los recursos, y el deseo de preservar el planeta para las generaciones venideras.

Se apreciaron numerosas historias recibidas hacia el final, tanto divertidas como tiernas. Una de las participantes admitió que, de vez en cuando, hizo el papel de la "dama antigua" de las tarjetas postales, como por ejemplo, ocupando el asiento vacío en el autobús dejando a varias personas de pie. La mayoría de nosotros pensó que bien se lo merecía y que disfrutara de su condición de antigua dama.

Otro participante contó la historia de una mujer que debía permanecer en cama y recibir atención para las necesidades más básicas de la vida, incluida la ayuda en el uso del baño y en su alimentación. Sin embargo, a pesar de sus limitaciones, expresaba su gratitud a los cuidadores por cada acto de ayuda que le propo rcionaban. Las personas que le rodeaban se sentían bendecidas por tener la oportunidad de atenderla.

Curiosamente, la mayoría convino en que era mayor la felicidad de dar que la de recibir. En este sentido, nos gustaría aprovechar este tiempo de vacaciones para expresar nuestro reconocimiento a todos los que han hecho posible este boletín. Principalmente a Charles Studer, padrino del boletín, y a su alegre grupo de ayud antes en Europa y en otros lugares, quienes se encargan de la distribución. También estamos agradecidos  con los traductores en Argentina, Francia, y Alemania. Por último, también queremos darles las gracias a nuestros lectores. Su interés es nuestra alegría. Apreciamos recibir los comentarios de ustedes, junto con anuncios, sugerencias de libros, y otros temas de interés para nuestros lectores. ¿Nos esforzamos todos juntos en este nuevo año para ver avances vitales en la paz y el bienestar ecológico?

¡LES DESEAMOS UN FELIZ AÑO 2008!
Mary y Ken Gergen

INVESTIGACIÓN: La jubilación y la satisfacción de vida

En términos de su poderío como votantes, las personas de edad son una gran fuerza política. Por ejemplo, cuando llega la época de una elección presidencial en los la proporción de votantes mayores de más de 65 años supera a los menores de 45 en un 20%. Las personas mayores tienden también a ser más conocedoras de la política que los jóvenes. En diversas encuestas los ancianos manifiestan un nivel mayor de interés en las campañas políticas y los asuntos públicos, y hacen mayores contribuciones a la campaña. En la campaña presidencial del año 2000, contribuyó el 14% de las personas de 65 años y más, mientras que los situados entre los 35 y los 64 años contribuyó el 10%, y entre los 18 y los 35 años, menos del 3%. En 2000, el 12% de todos los trabajadores de campaña fueron personas de edad avanzada. Alguna vez un congresista llamó al programa político de la tercera edad como el "tercer riel ferroviario en la política‰ (refiriéndose a la vía con la que uno se electrocuta al tocarla).

Es tan poderoso el potencial político de esta población que muchos temen que se preocuparán solamente por sus intereses particulares, posiblemente a expensas de los más jóvenes, pero hay pocos indicios de que esto sea así. En su gran mayoría, los ancianos no votan como un bloque. Como lo señalan los escrutinios, sus votes se distribuyen entre todos los candidatos aproximadamente en la misma proporción que los de los más jóvenes. Los votos de las personas de edad avanzada están más propensos a depender de su situación eco nómica y social, de su participación en las fuerzas del trabajo, su género, su origen étnico y su religión. A  menos que estén directamente amenazados, sus pautas de votación continuarán divididas por distintos  intereses. Es más, el poder político de los ancianos es como un león: los políticos son sabios para alimentarles de forma adecuada y evitar su irritación ante el peligro.
 
Marks‚(Las personas mayores y la participación política: de ávidos votantes a las 'señales de calma')‰, por Robert H. Binstock. Generaciones. Invierno 2006-2007, pág. 24-30

INVESTIGACIÓN: Caminar y estar saludable

En números anteriores del boletín hemos informado que muchos estudios demuestran los efectos positivos de la actividad física sobre la salud y el bienestar al envejecer. Una de las opciones más elegida por muchas
personas es, por supuesto, caminar. Sin embargo, muchas personas no caminan, aún cuando se beneficiaría muchísimo de este ejercicio. La cuestión que se aborda en esta investigación es "¿Por qué no caminar?" Re currir simplemente al poder de la voluntad no es suficiente. Más bien, razonaron los investigadores, los fact ores ambientales pueden establecer una importante diferencia si uno elige caminar. Dos estudios ex ploraron esos factores. En el primero de ellos, se les preguntó a mujeres y hombres entre 35 y 75 años acerca de los factores ambientales que influían o no en las caminatas por sus barrios. Para las mujeres, la seguridad era un factor primordial en sus decisiones. Las mujeres caminaban más si consideraban que sus barrios estaban libres de delincuencia y de perros sin atención. Las mujeres de edad son especialmente sensibles al atractivo de sus barrios y son más activas cuando los perciben como hermosos. En cuanto a los hombres, los que ven a otras personas que realizan frecuentemente actividades en sus vecindarios inform aron tener mucha más actividad física que los que viven en barrios muy tranquilos, sin interactividad. Los adultos mayores parecían ser más afectados por los factores ambientales que los jóvenes. En el segundo estudio, compuesto en gran parte por personas con sobrepeso y obesidad, los resultados fueron similares. Hubo un número significativa mente mayor de caminantes cuando el barrio era considerado de confianza, con instalaciones para el espar cimiento y senderos de fácil acceso. Los parecen ser una buena ventaja y sirven como incentivo para que las personas caminen y, por lo tanto, pierdan peso. Las implicaciones para la plan ificación comunitaria son sufic ientemente claras.

De: Body Mass Index and Enviromental Supports for Physical Activity Among Active and Inactive Residents of a U.S. Southeast County (El índice de masa corporal y el apoyo ambiental para la actividad física entre los
residentes activos e inactivos de un condado al sureste de  EE.UU), por Dawn K. Wilson Barbara E. Ainsworth, y Heather Bowles. Health Psychology (Salud Psicológica), 2007, 26, 710-717.

EN LAS NOTICIAS

* EL ESTILO DE VIDA Y LA DEPRESIÓN

El psicólogo Stephen Ilardi, el de Universidad de Kansas, sostiene que lo que ha dado lugar a la "epidemia de depresión" entre los adultos en el mundo occidental de hoy es el estilo de vida que hemos desarrollado. Para
Ilardi, las personas no fueron diseñadas para nuestro estilo de vida sedentario, socialmente aislado, cerrado, privado de sueño, mal alimentado".
 
La solución: tomar nota de nuestros ancestros cavernícolas, cazadores y recolectores, y seguir algunos de sus mejores hábitos. El Programa Ilardi de 14 semanas pone a la par una terapia de grupo con saludables hábitos familiares: dormir lo suficiente, hacer ejercicios aeróbicos, aprovecharmás la luz diurna, tener inter acción social, y sustituir la rumia por la actividad física. En un estudio hecho a  64 pacientes que han termina  el programa, el 77% experimentó una respuesta favorable (es decir, una cesación de síntomas), en com paración con un 27% de éxito en un grupo de control, en el que las personas estaban recibiendo medicación y/o psicoterapia tradicional. Ilardi considera que el ejercicio es especialmente un potente curativo debido a su efecto directo en la química cerebral. Aunque existe una opinión de que los ancianos tienden a estar de primidos, Ilardi no está de acuerdo. La depresión es más elevada entre los jóvenes. Tal vez las personas mayores conocen mejor cómo vivir al "estilo de las cavernas".

De: Simple happy!  (¡Simplemente Feliz!) por el Dr Stephen Ilardi. Revista de la Asociación Norteamericana de Jubilados, noviembre y diciembre, 2007. Pág. 42, 44.

* NO HAY PRUEBAS DE LA RELACION ENTRE EL ENVEJECIMIENTO Y LOS TRASTORNOS DEL SUEÑO

Durante años ha sido un lugar común que, a medida que envejecemos, nuestra capacidad de dormir va deteriorándose. Hoy en día, esta idea está siendo discutida.
 
De acuerdo con investigaciones recientes, el sueño no varía mucho a partir de los 60 años. El sueño débil no parece ser causado por el envejecimiento en sí mismo, sino que puede ser facilitado por otros factores, como el dolor por problemas físicos o por la medicación usada para su tratamiento. Según lo informa Sonia Ancoli - Israel, una investigadora del sueño en la UCSD (Universidad de San Diego), "Si observamos a los ancianos que se encuentran muy saludables, estos rara vez tienen problemas para dormir". Alrededor del 50% de las personas de más de 65 años dicen no tener inconvenientes para dormir. En forma interesante, un análisis de 65 estudios del sueño, que incluían a 3577 sujetos sanos, de edades entre los 5 y los 102 años, indica que la mayoría de los cambios en los patrones del sueño se producen no en la vejez, sino en la edad madura. De spués de los 65 años, hay pocos cambios. De manera sorprendente, la investigación indica que existe un aumento de la somnolencia diurna entre los ancianos sanos a medida que envejecen.

De: The mysteries and benefits of sleep: Aging has little effect on a good night´s rest (Los misterios y los beneficios de dormir: el envejecimiento tiene poco efecto sobre un buena noche de descanso), por Gina Kolata. International Herald Tribune, 25 de octubre de 2007, 23.

* EL DUELO COMO UNA RELACIÓN

En mayo de este año, el Instituto Taos patrocinó una conferencia a modo de conversación acerca de la muerte, la agonía, el dolor, la curación, y el futuro, a cargo de dos prominentes contribuyentes a este campo: Robert Neimeyer, Profesor de Psicología de la Universidad de Tennessee, y autor de „Significado de la reconstrucción y la experiencia de la pérdida‰, publicado por la American Psychological Association, y Lorena Hedke, Terapista familiar de California, Consejera en el dolor y coautora con John Winslade de Re membering Lives, publicada por Baywood. Entre los principales resultados de este diálogo están los siguiente

  1.  Las personas se tranquilizan al saber que van a seguir viviendo através de las historias acerca de ellos y de sus relaciones.
  2. Las relaciones no mueren cuando una persona muere.
  3. Hay muchas historias que rodean a la pérdida de un ser querido, además de las que llenan de dolor: el amor, el humor, el consuelo, la conexión, y quizás lo agridulce también estén presentes. Centrarse sólo en lo que se perdió omite conversaciones acerca de lo que queda después de la muerte.
  4. Nuestras historias son más fuertes que nuestras biologías. Nuestras historias trascienden la muerte, nos sobreviven. Este pensamiento puede producir conversaciones que abrigue esperanzas para los están enfrentando a la muerte.
  5. El dolor es un proceso relacional, y no un proceso individual.
  6. Es nuestra angustia ante la separación y la continua necesidad de conectarnos lo que da lugar a echar a alguien de menos. A menudo, la muerte nos da la oportunidad de reorientar la relación. La gente necesita que se produzcan verdaderas opciones en lo referente a la forma en la que desean que figuren las relaciones en sus vidas después de que se ha producido una muerte.
  7. El duelo es un proceso activo, y no de esperar a que, pasivamente, uno sea "curado".
  8.  El duelo es el acto de construcción de significado. Nuestros mundos sociales pueden ser confrontados cuando se vivimos las pérdidas y el dolor. El duelo cambia nuestro modo de asumir el mundo. Se alteran nuestras creencias acerca de muchas cosas relacionadas.
  9. El dolor no es un proceso que sólo se produce dentro de una persona, sino que también se comparte con los demás miembros de una relación.

El panel concluyó con el sentido de que una muerte puede ser una oportunidad para nuevas formas de vida, para una continua conexión con los que han muerto, y para la esperanza y el alivio, junto con la nostalgia y la tristeza.

* NUNCA SE ES DEMASIADO VIEJO PARA EL ACTIVISMO

A través de 61 años de activismo político, Lillian y George Willoughby han participado en los más importantes movimientos por la paz llevados a cabo en el siglo XX en los Estados Unidos. Ayudaron al reasentamiento de los refugiados europeos en los últimos años de la década del 30, a reubicar internados japoneses norteameri can os cuando estalló la II Guerra Mundial, y a servir como objetores de conciencia durante la guerra. Pro testaron contra las armas nucleares en los años 50. Promovieron la integración de las razas, la preserv ación de los espacios abiertos, y las nuevas formas de vida comunal. Se opusieron a la Guerra de Vietnam y participaron en marchas por la paz, una de las cuales llegó hasta Moscú. Ayudaron a desarrollar talleres de capacitación para la no-violencia, basados en los principios de Gandhi, y los llevaron a la India y a otros países de Asia. En el nuevo milenio siguen ejerciendo su labor ministerial y participando en las nuevas gestiones sociales por la no-violencia y el mantenimiento de la paz en América Central y Sri Lanka, y la protección de los espacios abiertos a partir de la comprensión de los urbanizadores, la oposición a laviolencia de la llamada Guerra contra las Drogas y la realidad de la guerra en Irak, y la promoción de la necesidad de su país de analizar en profundidad las causas de las iras de los otros países contra los EE.UU.

El domingo 9 de diciembre de 2007,George Willoughby cumplió 93 años. En enero próximo, Lillian Willoughby llegará también a sus 93. Su compromiso con la paz y la justicia social y su visión de la práctica de no violencia en todo el mundo ha envuelto sus vidas.

Extracto revisado de: „A Biography of Lillian and George Willoughby, Twentieth Century Quaker Peace Activists (Una biografía de ?, activistas cuáqueros del Siglo XX por la paz)", por Gregory Barnes (2007) The Edwin Mellen Press. Hallado en: The Brandywine Peace Community, „A celebration in honor of George and Lillian Willoughby", 30 de noviembre, 2007.

CRÍTICA LITERARIA

APRENDA A ESCRIBIR SUS MEMORIAS EN 4 SEMANAS: UNA GUÍA PASO A PASO PARA REGISTRAR HISTORIAS DE SU VIDA, por Jerry Waxler. Quakertown, Pensilvania: Neuralcoach Press. 2007. (82 páginas).

Se ha hablado mucho en los últimos años del valor de la revisión de la propia vida en los últimos años. El presente libro será muy útil para aumentar la disponibilidad de este tipo de prácticas. En palabras del autor: Este manual le ayudará a volver su memoria a la historia para vencer a la más amplia de las asignaturas: escribir sus memorias' en pequeños pasos y mediante técnicas. Y qué podría ser más útil que tener una quia para que nos aconseje y nos dé las estrategias que podrían permitir que uno narre sus historias de man era que pudieran ser compartidas con los nietos. El libro comienza con una justificación para participar en la escritura de sus memorias. Waxler le anima a uno a escribir una lista de ellas, a fin de que cuando uno se cansa, es posible permanecer centrado en los temas. Tal vez es el permitir a los hijos conocer su pasado o abandonar secretos que han sido importantes para uno, o para compartir algo de experiencia oasombrosos eventos, o de proporcionar la sabiduría que podría ayudar a otros. Uno debe imaginar también a la audiencia para sus memorias, y lo que es importante contarles. Luego está la cuestión de la forma. ¿Será sobre hechos o una ficción? ¿Un ensayo o una memoria? ¿Qué parte de la vida de cada uno será central y cuál será tratada ligeramente o ignorada?

Waxler también confronta cuestiones del temor de lastimar a alguien a través de lo escrito, y de las fallas de la memoria. El libro promete una gran aventura para todos.

MI ABUELA SIEMPRE ESTÁ CONMIGO, por Lorraine Hedtke y Addison Yost.  Para ver más información acerca de este libro y otros relacionados con la pérdida y el duelo, ver: http://www.rememberingpractices.com

Escrito por una niña de 13 años, Addison Yost, con la ayuda de Lorena Hedtke, una conocida psicoterapeuta, este libro está dirigido a ayudar a los niños a hacer frente a la muerte de un ser querido. La abuela de
Addison murió antes de que ella naciera, pero a través de las historias contadas por ella a los miembros de su familia, desarrolló una relación con su abuela. Sabe de sus canciones favoritas, toca su piano, y encuentra
conexiones entre su vida cotidiana y las historias de vida de su abuela. Addison también usó las joyas de su abuela en un casamiento familiar. El libro está ilustrado con collages de tela, papel, hilos y encajes, creados por la artista Annette Olson. Leer este libro con los niños sirve para comenzar conversaciones sobre el difícil
tema de los que han sufrido una pérdida de alguien importante. Es también un incentivo para contribuir a la memoria de las futuras generaciones de uno mismo.

RESPONDEN LOS LECTORES

* En respuesta al comentario de Mary sobre la pérdida de la belleza, Ingrid escribe: Mary, muchos conceptos del boletín sonaron como campanas en mi mente. Yo también me he sorprendido de ver una cara arrugada en el espejo, pero la pérdida de mi atractivo no me importa mucho. En mi corazón y en mi mente me siento aún en mis veintes. Es el espejo el que me recuerda lo contrario. Lo que más me sorprende son los hombres de edad avanzada que quieren empezar una conversación conmigo en lugares públicos, como ser en las tien das de comestibles. En cuanto a la soledad, siempre me ha gustado mi propia compañía y encontrar un mon tón de cosas interesantes para hacer. Tengo una hermana que tiene que ser entretenida por otras personas, pero no lo pedirá. Es muy raro que yo esté aburrida, pero eso es de lo que se queja mi hermana (junto con su depresión). Me hace preguntarme cuán importante es agradarse a uno mismo. Prosigan con el buen trabaj que hacen.

* En respuesta a nuestra noticia acerca de una jugadora de hockey de 61 años de edad, Larry Espe nos escribió: Yo también juego en la liga de hockey de una comunidad. Uno de nuestros más entusiastas jug adores tenía 78 años de edad. Murió en septiembre, luego de ser diagnosticado con cáncer el pasado otoño. No obstante que en 1999 perdió cuatro dedos de una mano en un accidente con una sierra, esto no lo de tuvo. Usaba un guante de hockey especialmente hecho para que pudiera empuñar su palo. Perdió muy pocos partidos mientras su mano se curaba.

ANUNCIOS Y PRÓXIMOS EVENTOS

Enero 7: The Living Spiritual Elder Project! (¡Proyecto de vida espiritual para los ancianos!) Series de ocho semanas de descubrimiento y debates. Sarasota, Florida. El proyecto utiliza extraordinarias películas en DVD y audios en CD para explorar las enseñanzas de la veneración espiritual de los ancianos en diversas trad iciones espirituales y de fe. La serie sondea la sabiduría de los ancianos de la familia, con especial hincapié en la renovación de la vida personal y la configuración de un destino común. Las series de Sarasota se llevarán a cabo cada lunes por la tarde, de 4:00 a 6:30 horas, desde el 7 de enero hasta el 25 de febrero de 2008. Las series de Florida se celebrarán en el New College, 5800 Bay Shore Road, Sarasota. Para obtener más información, por favor enviar un correo electrónico a:info@rogersmckay.org

27 al 30 de marzo de 2008: Aging in America (El envejecimiento en Norteamérica), conferencia del Consejo Nacional Sobre el Envejecimiento y la Sociedad Norteamericana sobre el Envejecimiento. Washington, DC. Ver: http://www.agingconference.org

Información para los Lectores

- Para subscribirse al Boletín, se debe ingresar en la página de subscripción de HealthandAge.com en:
http://www.healthandage.com/Home/gm=22 , si lo prefiere, escriba a Mary Gergen a gv4@psu.edu

- Consultas y colaboraciones
Si Usted desea formular preguntas o posee algún material que desea compartir con los demás lectores del boletín, por favor envíe un correo electrónico a Mary Gergen a gv4@psu.edu

- Números anteriores
Las anteriores ediciones del boletín están archivadas en:http://www.positiveaging.net

- Cómo suspender su subscripción o modificar su dirección de correo electrónico. Confiamos en que usted disfrute el boletín. Pero si desea, por cualquier razón, dejar de recibirlo, envíe por favor un correo en blanco a:leave-whef-positive-487207Y@nl.healthandage.com

Para cambiar su dirección, envíe la misma a Mary Gergen a: gv4@psu.edu

Ingrese a: http://www.healthandage.com
Puede ver también las demás actividades del Instituto Taos en: http://www.taosinstitute.net

Top